El arte románico

Anunciación de San Pedro de Sorpe. Wikipedia
Anunciación de San Pedro de Sorpe

El arqueólogo francés Charles de Gerville acuñó por primera vez el término románico para referirse a la etapa de la arquitectura que comprendía desde la caida del imperio romano hasta el siglo XII en una carta dirigida a su amigo Arcisse de Caumont en el año 1818. Caumont propuso tres épocas diferenciadas, la primitiva (siglos V al X), la tardía (siglos X al XII) y la de transición (siglo XII). Pero es a principios del siglo XX que la historia del arte restringió la cronología, situando el primer románico a finales del siglo X hasta la introducción del Gótico, que va a ir cambiando de año dependiendo de las zonas geográficas.

Las etapas definidas del románico son el románico primitivo, o románico lombardo, que se desarrolló en el siglo X (postrimerías), el románico pleno (que se desarrolla en el Camino de Santiago, el románico vernáculo (típico castellano y de clara influencia francesa) y el tardorománico (que dará paso al gótico, incluso mezclando estilos).

El románico se expande desde Lombardía (de la que toma buena nota el románico catalán y aragonés), de Borgoña y de Normandía. En ello tuvieron que ver en gran medida la expansión de las órdenes religiosas (Cluny y Císter) que construyeron monasterios que fueron los centros urbanos y culturales de la época.

Con el final del mundo en el año 1000, al que los habitantes de occidente tenían pavor, la iglesia fue ganando influencia y protagonismo. Las iglesias se contemplaban como lugares de culto, pero también de recogimiento. El tipo de recogimiento que brindaban las iglesias románicas era apaciguar el pavor y aflicción que tenían los hombres del medievo a la noche (para ellos el dormir era como morir), por lo que los habitantes de los pueblos se recogían en la iglesia y dormían en ella hasta el despunte del día.

La peregrinación a Santiago de Compostela por el Camino de Santiago trae a la península gran cantidad de influencias desde Francia e Italia.

Concilio de Toledo


La nobleza tuvo una entente con obispos y abades de los monasterios, intercambiando favores a cambio de la salvación de su alma. Esto posibilitó la creación de todo un mundo alrededor de las iglesias en que los arquitectos realizaban el templo, picapedreros y pintores adornaron el mismo con motivos conocidos por los feligreses, a modo de Escrituras gráficas para buen entendimiento de los fieles (veanse por ejemplo los frescos de las iglesias o los capiteles de los claustros de monasterio) que no tenían acceso a la cultura y no sabían leer o escribir.

El románico peninsular comenzó por la parte oriental, por los condados catalanes con las primeras bóvedas de cañón, se emplean piedras escuadradas sin pulir, se comienza a emplear el arco de medio punto, las cabeceras de las iglesias se realizan con ábsides, y se comienzan a elevar las naves y se emplean pilares de sustentación.

En un primer momento las iglesias se pintaban con motivos religiosos y prácticamente las esculturas no se hacían en la piedra, sino en pequeñas tallas de madera.

Durante el románico pleno ya se esculpen las fachadas, las puertas se abren y comienzan a ser monumentales, y se comienza a vislumbrar en la puerta si la edificación es importante dependiendo de la cantidad de abocinamiento de puertas y ventanas. También es típico del románico el canecillo o can (parte de la viga que sale al exterior, normalmente adornada).

En el románico tardío se afianzan las soluciones arquitectónicas y los muros comienzan a ser algo más esbeltos, reduciéndose de nuevo los motivos ornamentales. Esto es debido especialmente a la proliferación del arte cisterciense, que da más importancia a las concepciones espirituales de Bernardo de Claraval en detrimento de las estéticas.

Seguimos hablando del románico en diferentes capítulos:

Feudalismo


Influencias en el románico

Feudalismo

División del imperio Carolingio

Monasterios

Reforma de Cluny

Cruzadas

Arquitectura

Plantas de iglesias

Elementos arquitectónicos

Decoración: pintura y escultura

Románico en otros países


 

Español